Mi Historia con el Pelo Rizo

by - 5:40 p.m.

Si deseas, puedes escuchar la publicación abajo (digo más que lo que está escrito):



En mi familia yo era la única con el cabello rizado y mi mamá no sabía tratarlo.  Desde pequeña, me recortaban lo más corto posible para que el cabello fuera "más manejable".  Fui muy dulce para los piojos por varios años en mi niñez y me comenzaron a dar alisados (de esos dominicanos) como a los 12 años de edad.  Hasta que yo decidí tomar el "control de mi pelo".  A esa edad comencé a prestar suma importancia al cuidado de mi cabello y a querer tratar de tener un pelo lacio, brilloso y saludable, como las demás chicas de mi edad y las que veía en las revistas TU.  


cabello rizado con transicion completada
Mi cabello Ahora
Del dinero semanal que me daban para la escuela, sacaba $5 para peinarme con blower.  Luego era el uso de la plancha, la keratina, el brazilian blowout y más.  Le tenía terror a los días lluviosos, al agua y al frizz ya que podía afectar mi cabello lacio.  Me perdí de salidas instantáneas a lugares con agua, de tirarme bajo la lluvia a disfrutarla y a sudar mucho porque se "me salía la raza".  

Cuando tocaba tener mi cabello "al natural" recibía comentarios (primero de la familia) como: "pelo malo", tenía el pelo "wild", cuando me lo peinaría, etc.  O comentarios como: que mi pelo era fácil de manejar, lavarse el pelo y seguir andando.  Esos comentarios que no me importaban, pero que me hacían querer más mi pelo lacio.  



comienzos primera transicion cabello rizado
Primera Transición
De un día para otro, hace 5 años, todo cambió.  Un "Black Friday" en Walgreens había un super especial de los productos Shea Moisture y los compré sin saber lo que vendría.  Ya tenía el blog y una seguidora me recomendó un grupo de FB sobre el tema y comencé a aprender.  Estuve casi un año en transición a mi pelo rizo.  Fue un tiempo bien duro y horrible para mí ya que personas "adultas" me hacían comentarios negativos de mi cabello.  Pasé muchos procesos con mi pelo, desde hacerme rolos, trenzas, bantu knots, finger coils y más.




















Era aceptarme como soy y entender que mi pelo tenía identidad propia.  Reconocer que yo era diferente a las demás y que mi pelo era único.  Luego, al quedar embarazada de mi primera hija volví al blower/plancha por un año ya que quería verme diferente en mi embarazo.  

Luego del huracán María, aproveché que no hubo luz por casi un mes y comencé mi segunda transición.  Fue un poco más facil para mi ya que conocía de términos, productos, había más información disponible y yo me sentía confiada en mi.  Ya van dos años de esta transición y me sigo enamorando de la identidad que mi cabello ha creado.  Todo el tiempo recibo cumplidos y comentarios positivos sobre mis Rizos y eso me hace más confiada en mi. 




Con el tiempo nos acostumbramos a ver en un espejo lo que las personas quieren que seamos, hasta que nos aburre y nos incomoda ser alguien que no somos.  En ese momento echamos a un lado lo negativo y nos aferramos a quienes somos.   Sea cual sea tu historia, VIVE Y SE FELIZ CON ELLA.  

You May Also Like

0 comments